La mágica soledad interior

Me llegó una historia de superación personal hace bien poco. Estaba escuchando la radio, mientras conducía, y me conmovió totalmente. Llegué a casa y busqué la música que compuso desde su oscuridad y desde su soledad interior el japonés Hikari Oé.

Hikari encontró en la música su forma de expresarse. Pudo revelarse ante la vida que le había tocado vivir y encontró el sentido, de todo, en el mundo de los sonidos, la música y las composiciones musicales.

Este pequeño músico japonés, hijo del escritor Kensaburo Oé (Premio Nobel de Literatura en 94) nació con grandes discapacidades. Autismo. Epilepsia. Discapacidad visual. Daños cerebrales irreversibles. Le tuvieron que realizar una Hidrocefalea a vida o muerte y aconsejaron a sus padres que le dejaran morir, debido a las grandes limitaciones que sufría y a los daños irreversibles que tendría después de la operación. Los padres se negaron.

Tras la operación, la vida de los padres giró en torno a la recuperación de su hijo. Hikari pasó los años sin emitir ni un solo sonido, sin muestras de emociones ni de ningún tipo de vida interior.

Un día mientras veían la televisión, en familia, Hikari realizó su primer estímulo al escuchar el canto de un pájaro. El padre decidió comprarle un disco donde se reproducían diferentes sonidos y cantos de diferentes pájaros. Paseando con su padre escuchó un pájaro cantando y reprodujo el sonido perfectamente, emitiendo entonces su primera palabra: “avutarda” nombre de la especie del pájaro en cuestión.

Los padres fascinados por lo que había pasado deciden arreglar un viejo piano y contratar una profesora de música para estimular la vida interior de su hijo. En poco tiempo evoluciona milagrosamente y se interesa más por componer que por tocar el piano. Compone su primer CD con el que llega a vender más de un millón de copias.

A menudo tenemos escondidas nuestras pasiones, dormidos nuestros sueños, pero debemos saber que están allí, que viven dentro de nosotros y que requieren de la observación más detallada de los más interesados ​​… nosotros mismos, un pequeño estímulo puede desarrollar hasta la máxima expresión nuestros talentos.

Hikari expresa mediante la música todo lo que siente, todo lo que vive y nos muestra la alegría de su mundo interior a pesar de las dificultades de su vida en el exterior.

La historia de Hikari Oé me conmueve por su ansia por superarse, por expresarse, por crecer, por escuchar en silencio su mundo interior y por trasladarnos, con su música, a un mundo mucho más fácil, mucho más llano, mucho más auténtico, donde cada momento puede ser milagroso.

Para Hikari cada pájaro es un milagro.

Hoy… antes de irme a dormir escucharé de fondo su música al piano mientras sigo leyendo el libro que su padre escribió, (Una cuestión personal), explicando la vida, que como padre, le tocó luchar.

Las fuentes de inspiración son infinitas … sólo hay que prestar atención. Os invito a que la escuchéis de fondo mientras atentamente pensáis en vuestros sueños y observáis vuestro mundo interior …

 

13 marzo, 2018

0comentarios en "La mágica soledad interior"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto

info@todoseentrena.com
+34 666 838 670

Síguenos en Instagram

¡Haz Me gusta!

Suscríbete a nuestro canal

top
todoseentrena 2018 © Un proyecto web de Social Mirror.
X
Ir a la barra de herramientas