Carlos Figueroa nos habla sobre el ciclo del Hockey sobre Patines

Cuando comencé a jugar a hockey sobre patines, en Madrid, hace algunos años; siempre tuve una meta, una ilusión, llegar algún día a la selección española. Pasé por bastantes equipos, me fui a Cataluña con un firme deseo: ”aprender a jugar”; tuve bastantes entrenadores y muchos de ellos, ni siquiera me decían cómo hacer lo que me pedían y yo no entendía el por qué, sólo comentaban que debía tirar o correr más, pero no cómo, ni cuándo lo debía hacer.

Durante todos esos años de aprendizaje, lo que realmente aprendes son situaciones de táctica individual, unida a bastante técnica debido a las innumerables repeticiones de ejercicios.

El hockey que practicaba por aquellas épocas, estaba basado fundamentalmente en la táctica y técnica individual, los principales conceptos de la colectiva, estaban referidos principalmente a la defensa. Así pues, como jugador, fui aprendiendo las ideas colectivas que los entrenadores me sugerían, pero a la vez pensaba, que en el hockey había algo más que se me escapaba.

Viendo a la selección italiana de Massari, ya en mis últimos años como jugador, me dije, “ahí está”, esto es lo que me gustaría. Un equipo que sea capaz de reproducir una jugada con bastante periodicidad, donde cada jugador tiene una función y sabe dónde y cuándo la debe de realizar.

Y llegó mi oportunidad como entrenador y me puse manos a la obra, tuve la suerte de comenzar con dos entrenadores de hockey, que además provenían de otro deporte, el baloncesto. Y aunque pueda parecer increíble, eso me ayudó enormemente. Cuando yo tenía un problema de cómo plasmar alguna idea, ellos me comentaban como lo habían solucionado en el básquet. Ese fue el punto de partida, para conseguir que las ideas que tenía, se pudieran convertir en instrucciones para otro deporte, más dinámico como es el hockey sobre patines.

Comenzamos pues a crear una estructura de sistemas de ataque, que solucionaran los problemas de los jugadores.

En medio de este continuo proceso de creación de jugadas, los debates radicaban sobre cómo solucionar los continuos problemas que, poco a poco, los equipos nos iban sometiendo en las diversas competiciones.

Uno de los más relevantes, fue que los sistemas defensivos eran cada vez más difíciles de romper, debido al continuo estudio por parte de los equipos contrarios, de nuestros movimientos. Esta situación ya se había dado en competiciones de la NBA y se llegaba a la conclusión final de que los duelos estelares de los dos conjuntos punteros de la época, se dilucidaban, en un, uno contra uno de las dos grandes figuras de dichos equipos. Es decir, que al final, después de buscar soluciones de táctica colectiva, ésta, encontraba la solución en la táctica y técnica individual.

Era como un ciclo sin fin, al principio, dominaba la táctica individual, los sistemas de ataque eran libres, eso le daba una gran rapidez, eran difíciles de ver y contrarrestar. Luego llegó un equipo que cambio la tendencia, sobre todo en el juego ofensivo, las jugadas estudiadas, los sistemas rígidos. Un equipo que además, defendía con un gran orden y creó una escuela. Pero el tiempo pasa y el proceso siguió su curso, esos sistemas de ataque fueron estudiados y cada vez las defensas eran más complicadas de romper y el proceso comenzó a dar la vuelta, había que crear a más velocidad, los sistemas pasaron a ser semi-libres, para convertirse en libres, para que las defensas no fueran capaces de leer los sistemas de ataque.

En la actualidad estamos en una época donde los sistemas vuelven a tener una tendencia a ser libres. Aunque el ciclo se repite, no significa que estemos ante un hockey anticuado, sino que hemos avanzado un ciclo, hemos sacado conclusiones y hemos estudiado las diferentes soluciones que el hockey de antaño tenía. Los jugadores y entrenadores están más acostumbrados a ver y leer más, tanto defensiva como ofensivamente. También, los medios informáticos facilitan más dicho estudio, más, que en aquellas épocas donde eran pioneros.

Un juego libre, es difícil de romper, pero, para que los jugadores puedan tener una estructura colectiva de ataque, hay que crear un sistema de ideas, sencillo y aplicable.

 

Carlos Figueroa

Entrenador de Hockey sobre Patines

12 marzo, 2018

0comentarios en "Carlos Figueroa nos habla sobre el ciclo del Hockey sobre Patines"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto

info@todoseentrena.com
+34 666 838 670

Síguenos en Instagram

¡Haz Me gusta!

Suscríbete a nuestro canal

top
todoseentrena 2018 © Un proyecto web de Social Mirror.
X
Ir a la barra de herramientas