Trabajar bien en la base para asegurar el futuro

Seguramente no se tratará de ninguna locura decir que actualmente el futuro de nuestro deporte, el hockey patines, sólo es fiable mediante una buena base, trabajada y educada, y cuidada de la mejor forma posible.

La base en el mundo del hockey quizás es una de las cosas que para algunos no es importante, y actualmente creo que es lo que más importa en clubes de hockey patines que quieren seguir creciendo y aspirar a estar lo más arriba posible.

Hablando en primera persona, puedo decir, que si he conseguido llegar donde estoy ahora, ha sido en buena parte por haber tenido una etapa formativa en Igualada muy buena. Destacaría por encima de todo los entrenadores, personas que no sólo enseñaban hockey, sino que también nos intentaban educar como personas y como jugadores que poco a poco nos íbamos haciendo grandes. Después podríamos seguir hablando de los entrenamientos, ordenados y preparados, los sistemas de juego, que desde pequeños nos inculcaban, que supiéramos que “el hockey en Cataluña” es un deporte bastante táctico por mucho que a veces no lo parece, y probablemente lo que más identificado me siento de lo que nos enseñaron es la unión del grupo como equipo, el hecho de entender desde muy pequeños que un equipo no se trataba de jugadores que fueran por su cuenta, si no de un grupo de jugadores que para conseguir ganar necesitaban creer el uno en el otro, y que cuando se perdía no había nunca un único culpable.

La pregunta que muchas veces nos hacemos, todos los que nos gusta formar jugadores, es ¿qué se ha de enseñar a las categorías base…? y ¿cómo enseñar lo que nosotros hemos aprendido para que ellos puedan ser buenos jugadores en un futuro…? Mi opinión, que no quiere decir que sea la acertada, es que hay que trabajar tanto al jugador como a la persona que hay detrás de este jugador. Educar, enseñar, y concienciar que estamos en un deporte colectivo, y que es necesario un equipo de jugadores y de personas para conseguir los objetivos que se fijan.

Para mí, una buena base es aquella que tiene buenos entrenadores, preparados para enseñar hockey y educar personas, es la base que tiene los suficientes conocimientos teóricos y que luego los sabe aplicar a la práctica del hockey, y sobre todo es aquella base que se ve capaz de aportar resultados al Primer Equipo del Club, trabajando de forma similar y preparando a los jugadores para poder llegar arriba de todo.

Desde mi punto de vista, la base es una escuela donde la asignatura es el hockey, y que se trata de divertirte y aprender este deporte a medida que nos vamos haciendo mayores, sin olvidar que es una competición que todo el mundo, todo el mundo quiere acabar ganando.

Como he dicho antes, estar donde estoy ahora es en gran parte gracias a la base del IHC. Todo lo que he aprendido durante mi etapa formativa en este club me ha servido para mejorar año tras año, y sobre todo para saber que nunca es tarde para seguir aprendiendo y mejorando, para que cualquier jugador siempre tiene algo que mejorar.

No podría decir sólo una cosa en la que mi formación en la Base me haya ayudado… porque cada etapa que he ido viviendo ha sido importante. Con respecto al mismo club, el Igualada, en mi llegada al primer equipo siendo aún junior, la base me sirvió para saber que nunca te debes rendir, que por mucho que veas que no tienes el nivel de los compañeros, tú tienes que seguir trabajando para aprender, observar todo y quedarte con lo que importa.

Una vez pasada esta etapa y teniendo más peso e importancia dentro del equipo, la base me ayudó a saber cómo reaccionar ante momentos complicados y ante dinámicas negativas, como cambiar estas dinámicas, como trabajar para intentar mejorar la situación y cómo seguir creyendo en el equipo por encima de todo.

La tercera etapa es donde se añadió el brazalete de capitán y seguramente mucha más responsabilidad dentro del equipo, aquí es donde realmente apareció todo lo que había aprendido durante tantos años respecto a que el equipo está por encima de todas las cosas, saber convivir con problemas y resolverlos, saber tener momentos malos y pasarlos, y saber que todos y cada uno de los que formábamos aquel grupo humano de jugadores era igual de importante que el de su lado.

Y actualmente aquí en Portugal, me he dado cuenta que la base me ha enseñado muchos valores que quizás antes de venir aquí desconocía. Aquí el hockey es diferente, empezando por la base.

En Portugal es un hockey mucho menos táctico, más físico, más intenso, más de un lado a otro y seguramente a veces sin ningún tipo de control del juego.

Pero también es lo que hace grande nuestro deporte, ver que cada país tiene una cultura similar pero a la vez diferente con respecto al Hockey.

 

Ton Baliu

Jugador FC Porto d’Hoquei Patins

13 marzo, 2018

0comentarios en "Trabajar bien en la base para asegurar el futuro"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto

info@todoseentrena.com
+34 666 838 670

Síguenos en Instagram

¡Haz Me gusta!

Suscríbete a nuestro canal

top
todoseentrena 2018 © Un proyecto web de Social Mirror.
X
Ir a la barra de herramientas