En este espacio hablamos con las emociones

Ven a verme una vez más. Ven a traerme una bocanada más de alegría. Ven a romper este silencio pesado y ruidoso. Ven otra vez a hablar conmigo.

A menudo construimos castillos alrededor nuestro y muros infinitos para soterrar nuestras emociones… y no sabemos que haciéndolo dejamos de ser auténticos, perdemos nuestra esencia, nos hacemos más pequeños e invisibles. No sabemos que haciéndolo limitamos el aprendizaje que nos aportan.

A menudo creemos saberlo todo o muchas cosas de todo, pero desconocemos parte de nuestro territorio interior. Desfallecemos al vernos. Nos negamos la oportunidad de crecer cada vez que apagamos la luz de una emoción que nos viene a ver.

Somos las palabras que nos habitan, que conviven con nosotros en silencio. Somos las emociones que sentimos escondidos en nuestro laberinto interior. Somos las emociones vividas y las no vividas. Somos las emociones aceptadas y las que no aceptamos. Somos un puñado de mundos en un solo mundo … el nuestro.

Y a menudo callamos. Y a menudo el tiempo pasa. Y a menudo no nos damos cuenta de que pronto ya no estaremos. Pronto no estaremos y el mundo continuará girando. La música continuará sonando. Nuestros hijos continuarán creciendo. Nuestros sueños no alcanzados serán los sueños de otros y nuestras palabras, nunca dichas, caerán derrotadas en el olvido para siempre. Lo que queríamos hacer y no hemos hecho, se desvanecerá para siempre.

Me invito oficialmente a dejar fluir el mundo de las emociones y a convivir con ellas sin miedo, sin juicios, sin reparos, sin debilidad, con firmeza y convencimiento.

Me invito oficialmente a dejar fluir el mundo de las emociones y a disfrutarlas , a usarlas como una fuente de aprendizaje inagotable y a escucharlas atentamente cada día cuando vengan a visitarme.

La felicidad también está en el regalo que te hace un nuevo pensamiento, un nuevo sueño, un nuevo reto, una nueva emoción.

Te invito a que lo pruebes y si es necesario, y una vez nada te dé miedo, le digas, con el único afán de crecer y descubrirte, que venga a verte una vez más, que te traiga una bocanada de alegría, que se apresure a venir y a romper el silencio pesado y ruidoso que te invade. Dile a cualquier emoción que venga, que vuelva otra vez y que otra vez vuelva a hablar contigo.

13 marzo, 2018

0comentarios en "En este espacio hablamos con las emociones"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto

info@todoseentrena.com
+34 666 838 670

Síguenos en Instagram

¡Haz Me gusta!

Suscríbete a nuestro canal

top
todoseentrena 2018 © Un proyecto web de Social Mirror.
X
Ir a la barra de herramientas